El tratamiento tiene lugar en clínicas privadas en Gibraltar, España (Marbella) y Alemania bajo supervisión de expertos médicos.